domingo, 23 de marzo de 2014

BMW 3.5 IMSA #25 Winner 24 Hours Sebring '75 - Minichamps

BMW 3.5 IMSA #25 Winner 24 Hours Sebring '75
Minichamps




Fecha de lanzamiento: año 2002
Modelo: Esta miniatura representa a escala 1/18 un BMW 3.5 CSL IMSA, con dorsal nº 25, ganador de las 24 Horas de Sebring de 1975 fabricado por Minichamps en ZAMAK y plástico. Éste modelo puede encontrarse con los siguientes dorsales: 24, 25, 30, 4, 7, 12, 42, 59.




Cotización actual: 140-200 € (marzo 2014)
Dificultad para encontrar el modelo:
Complicado de encontrar X X X X X
Estado:
descatalogado
Serie limitada: No

Caracteristicas del modelo:

General:
La calidad de la maqueta es buena, como en la mayoría de maquetas de la marca Minichamps de hace años. El único problema es que la decoración del coche no es pintada, sinó que lleva calcas que algunas se han tenido que rehacer para dejarlo como el modelo original ya que venian rotas. Para prevenir que se vuelvan a romper han sido barnizadas.
Se abren todas las puertas y tiene muy buenos detalles, sobretodo en los bajos, interiores y vano motor.
De nivel de detalle es muy parecido al Ford Capri RS 3100.
El peso es algo elevado para el tamaño de la maqueta. Sus proporciones son correctas y tiene la direccion practicable. Suspensión no sé si tiene pero si la tiene es excesivamente dura y he preferido no problarlo.

Motor:
Al abrir el vano motor es muy complicado sujetar el capot con la varilla porque va muy dura.
El motor está muy bien hecho, colocado longitudinalmente con sus seis trompetas de admisión. Ademas tiene reproducidos los cables de las bujias y todo el cableado del vano motor. Incluso tiene la bobina de encendido en el lado derecho.
Las trompetas son cromadas.

Interior:
El asiento del piloto está tapizado con flock de color azul.
Por el piso del habitáculo hay muchos tubos y cables. El salpicadero es en imitación a madera, y aunque está todo el interior muy bien hecho, es bastante soso porque el real tampoco es que lleve muchas cosas.

Bajos:
Están muy bien hechos. Lo que más destaca son los grandes escapes sin silenciadores y los tubos de ventilación de los frenos traseros.
Tiene reproducido el carter del motor, la caja de cambios, todo el puente delantero y atrás el enorme diferencial con sus palieres hasta las ruedas. Los neumaticos como puede verse en las fotos son de una anchura considerable.

Maletero:
Lleva las bocas de llenado de combustible, un extintor, deposito y bomba de frenos, aforador y la batería. Todo está muy detallado.

Cosas que se podrian mejorar:
-Toda la decoración es con calcas.

Cosas positivas de la maqueta:
-Bajos
-Muy buen nivel de detalle general
-Se abren todas las puertas, portón y capot.
-Vano motor correcto
-Peso
-Escalado y dimensiones correctas.

FICHA TÉCNICA DE LA MAQUETA:
Material: ZAMAK y plástico
Dimensiones (largo, ancho, alto): 257 / 76 / 111 mm
Peso: 863 g
Ruedas direccionables:
Ruedas independientes:
Material de los neumáticos: goma
Suspensión: No
Maletero: Se abre
Puertas: Se abren
Capot: Se abre


Ahora pasemos a hablar del modelo real

BMW decidió en los años setenta competir en diversos campeonatos internacionales de turismos para que el público asociara su marca a la deportividad. Años después aún los amantes del motor identifican a la firma bávara como el principal fabricante generalista de coches deportivos de Alemanía, por delante de Audi o Mercedes. El primer Gran Turismo de BMW fue el CS, conocido como e9 en el código interno de la marca. Sobre el CS se desarrollaron autenticas bestias de competición como el 3.5 CSL IMSA que hoy tratamos.

El BMW 3.5 CSL IMSA se construyó en 1975 para el campeonato IMSA de Estados Unidos, aunque se diseñó íntegramente en Europa. En el desarrollo de este GT participaron además compañías como Alpina o Schnitzer. Se trató del primer BMW salido de Motorsport, la incipiente división de competición de BMW.

Jochen Neerpasch añadió al 3.0 CS, un kit aerodinámico, entre el que se encontraba un gran alerón y unos pasos de ruedas más anchos que le sirvió para ganarse el apodo de "Batmóvil". El motor provenía del 3.0 CS, pero aumentada su cilindrada hasta los 3.5 litros, y con 440 Cv. Gracias a su ligereza, ya que pesaba sólo 1050 Kilos, debido a su carrocería en aluminio, el 3.5 CSL IMSA tenía una de las mejores relaciones peso potencia del campeonato. Sólo cuatro fueron construidos. Durante dos años, 1975 y 1976 estuvo corriendo, ganando las 24 horas de Daytona en 1976, superando a los Porsche y Chevrolet Corvette que durante estos dos años fueron sus máximos rivales. Hoy en día sólo sobreviven dos ejemplares, propiedad de BMW, y que suelen mostrarse en diversos eventos de clásicos.


FICHA TECNICA DEL MODELO REAL:


















1 comentario:

  1. Hermoso BMW de carreras, como me gustan a mi.
    Buen modelo.
    Abrazos!

    ResponderEliminar